Menú

La planificación del estudio es vital para obtener unos buenos resultados, además, cuando estudiamos debemos tener en cuenta la motivación como uno de los aspectos más relevantes a la hora de conseguir buenas notas. Y eso, solo lo podemos mantener si tenemos una buena planificación del estudio, que es de lo que te vamos a hablar en esta ocasión.

Planificación y organización del tiempo de estudio

La planificación y la organización del tiempo de estudio es vital para conseguir buenos resultados, para ello, es importante encontrar buenas costumbres y una motivación constante.

Plantearse si te gusta estudiar y si te gusta lo que estudias es un buen principio de una buena organización, ya que, la motivación es uno de los aspectos más importantes de la planificación para estudiar.

Planificación para estudiar

La planificación y la organización del tiempo de estudio es una de las cosas más complejas que nos solemos encontrar en nuestra carrera académica, y es que saber estudiar y mantenerse con ganas durante un periodo largo de tiempo, no siempre (y no a todos) es sencillo.

Desde nuestra academia podemos darte varios consejos para conseguir una buena planificación para estudiar en los siguientes:

  • Hazte con una agenda, ya sea escrita o con algo que tengas un fácil acceso. (Puedes programarte alarmas en el móvil si lo ves necesario). La idea es que tengas todas las tareas diarias agendadas, de tal manera que tengas siempre claro las tareas que has de hacer en el día.

En esto tienes que ser exigente, ya que esta planificación la debes hacer en función de las materias y exámenes que vayas a pasar. Ten en cuenta las fechas de los exámenes o, al menos, una idea aproximada de ellas. Así verás que tan cerca estás del objetivo de aprobar.

  • Fijar unos objetivos sencillos de forma diaria te ayuda a calibrar mejor tu nivel en cuanto a la asignatura, además, te “obliga” a tener una relación diaria y directa con ella. Se trata de seguir la máxima: “Mejor estudiar un rato cada día que hacerlo durante muchas horas el último día”. Y es que nuestro cerebro trabaja mejor cuanto más relajado y menos presionado esté.
  • Tener un horario establecido te ayudará mucho a la planificación y la organización del tiempo de estudio. Por un lado, acostumbras a tu mente a ciertas actividades diarias y que, con ello, el hecho de estudiar cada día se te haga menos duro, y por otro, adquieras los conocimientos de las materias que estudias de una manera más sencilla. Siempre va a ser más útil estudiar un poco todos los días que hacerlo solo en determinados momentos “urgentes” durante más horas.
  • Respeta los descansos, una buena idea es no acumular mucho tiempo seguido, es decir, establecer un descanso cada 45 minutos o cada hora de unos 5 minutos, de esa forma, hacemos descansar a nuestro cuerpo, lo que siempre es una buena idea de cara a aumentar nuestra energía y concentración y por tanto, una buena manera de tener una buena planificación del estudio.
  • Establecer el horario y las tareas de cada asignatura es una buena manera de tener una buena planificación y organización del tiempo de estudio, puedes dar prioridad a las asignaturas que más difíciles te sean, de forma que puedas dedicar más tiempo a aquello que más te cuesta.
  • La constancia tiene su premio, no desistas si algo te cuesta, ya que seguir trabajando en ello y tener una buena constancia es la base de la planificación de estudio correcta que te lleve a aprobar tus exámenes.

Organización y planificación del estudio

Organizarse siempre da buenos frutos, por dos cuestiones, la primera, nos facilita el aprendizaje y la adquisición de conocimientos de nuestras asignaturas y por otro, dejamos que nuestra cabeza y cuerpo tengan siempre los descansos adecuados a la par que eliminamos el posible estrés común en según qué épocas de exámenes.

 

Abrir chat